20 May 2012

Look at my eyes

Look

Hice estos dibujos mientras esperaba mi turno en el oculista. Las 2 señoras tenían unas actitudes bastante adecuadas para el entorno.
De la primera me llamó la atención el color chillón de su jersey, algo no demasiado habitual en personas de una cierta edad. Me habría intrigado menos una indumentaria totalmente coloreada y primaveral, pero en este caso era sólo el jersey lo que resaltaba poderosamente en medio de una indumentaria sobria y discreta, pelo gris perla recolocado, medias oscuras, falda negra... La señora se empeñaba en mirar algún punto indeterminado delante de ella y lo hacía sin gafas, como si eso le ayudara a tener la mirada perdida, como si las gafas se la encontrasen. El hombre a su derecha le hablaba a veces. Ella se ponía las gafas, se volvía hacia él, le contestaba telegráficamente y volvía a quitárselas para dejar perder de nuevo la vista.
Muy miope había que ser para no darse cuenta de que la señora de la derecha tenía un problema de presbicia importante. No es que se tapara con las revistas para que no la reconocieran, es que no podía leer de otra manera y supongo que era eso lo que le tenía que contar al doctor.

I made these drawings while waiting my turn at the ophthalmologist's office. The 2 ladies had quite appropriate attitudes to the environment.
The first one caught my eye because of the garish color of her pullover, not so usual for older people. Some full bright colored appearance would have been much less thrilling than that pullover screaming in the midst of a sober and discreet clothing, combed gray hair, dark stockings, black skirt ... The lady insisted on looking at some indeterminate point in front of her and did it without glasses, as if that should help her to fix her look on that point. Several times the man on her right side said something,  the she the put on the glasses, turned the head, answered telegraphically, put the glasses off and turned back to stare her favorite point.

Only a very short-sighted person shoul have missed that the woman of the second drawing was long-sighted. She didn't hide behind the magazine, she couldn't read otherwise. I bet that was what she had to tell the doctor.